Teléfono:  91 661 39 34    

Principal
Tratamiento de la columna vertebral
Lesiones traumatológicas y deportivas
Fisioterapia respiratoria y tratamientos pediátricos
Preparación al parto y postparto
Fisioestética
Osteopatía craneal y relajación
Tratamientos neurológicos
Yoga y Pilates
Contacto

Tratamientos pediátricos y terapia respiratoria

 

Tratamientos de reeducación para problemas de espalda, escoliosis, piernas en valgo, varo, pies planos, malformaciones, luxación congénita de cadera y tortícolis.

Se emplean técnicas de fisioterapia para tratar todos los problemas oseo-articulares, desde las edades más tempranas, para minimizar su impacto durante el desarrollo físico y motor del niño.

Estos tratamientos sobre todo se basan en terapias activas para poder reeducar y estimular el correcto crecimiento óseo del niño.

También se tratan problemas derivados del parto en neonatos mediante la utilización de terapias manuales y osteopatía;  tipo tortícolis congénita, fracturas claviculares, deformidades en el cráneo del recién nacido, luxación congénita de caderas… 

 

Fisioterapia Neurológica:

Para el tratamiento de retrasos motores y parálisis cerebral. Estas técnicas están basadas en terapias neurológicas activas tipo Vojta y Bobath.

 

Terapias respiratorias:                                   Bronquitis infantil *

Técnicas de drenaje y expectoración de mucosidades en niños desde los 0 años, para el alivio y curación de bronquitis, bronquiolitis y asma.   

Estas técnicas de Fisioterapia Respiratoria evitan o reducen el consumo de medicamentos durante los episodios de la enfermedad, permitiendo una recuperación más rápida y natural. Se pueden realizar desde el primer día de vida y durante toda la infancia.

Son un conjunto de técnicas destinadas a despegar de las paredes las secreciones y transportarlas proximalmente hasta su expulsión.

Drenaje postural. Facilita el drenaje gravitacional con la adopción de diversas posturas que verticalicen las vías aéreas de cada segmento o lóbulo pulmonar. En lactantes los cambios posturales se realizan en el regazo del adulto y en los niños mayores se emplean mesas oscilantes o almohadas.

Ejercicios de expansión torácica. Se llevan a cabo con la realización de inspiraciones máximas sostenidas mediante una apnea breve al final de aquéllas, seguidas de una espiración lenta pasiva. En los niños más pequeños se recurre a la risa y el llanto. En los pacientes ventilados se emplea la hiperinsuflación manual.

Control de la respiración, respiración diafragmática. Son períodos de respiración lenta a volumen corriente con relajación de los músculos accesorios respiratorios y ventilación con el diafragma, intercalados entre técnicas más activas con el fin de permitir la recuperación y evitar el agotamiento.

Percusión torácica. Golpeteo repetido con la punta de los dedos en lactantes, la mano hueca en niños mayores o una mascarilla hinchable sobre las distintas zonas del tórax. Se combina con el drenaje postural.

Vibración torácica. Se aplican las manos, o las puntas de los dedos, sobre la pared torácica y sin despegarlas se genera una vibración durante la espiración. Se combina con la compresión y el drenaje postural.  

Tos provocada y dirigida. El despegamiento de la mucosidad de la pared desencadena habitualmente la tos. En su defecto, puede provocarse la tos aplicando una suave presión sobre la tráquea en el hueco supraesternal al final de la inspiración. La tos produce la expectoración de la mucosidad por la boca o su deglución.